Vaya por delante que el Monasterio de Rueda está cerrado, como lo están la Hosperedería y todas sus instalaciones. La noria no rueda y el agua del Ebro pasa de largo buscando un mejor postor. Damos así respuesta a quienes nos han pedido reiteradamente que avisemos desde nuestra web de la situación actual del Monasterio de Rueda.

José Antonio Gracia, desde su tribuna en el Heraldo de Aragón reclama que miremos más la paja en nuestro propio ojo y que parte de la energía que usamos, por ejemplo, en reclamar al gobierno catalán los bienes que son legítimamente nuestros, la invirtamos en pedir solución a lo que ya tenemos aquí. Porque no debiéramos consentir que “testimonios excepcionales del acervo cultural de nuestra tierra languidezcan y agonicen en medio de la indiferencia general”.

Más que indiferencia, a tenor de lo que se viene publicando en prensa, se trataría de un pasmo burocrático que nos tiene a todos la espera. ¿Quién lo sufre en mayor medida? Quienes convivimos con el Monasterio, los que lo vemos a diario, los que respondemos a los visitantes tan voluntariosos como fugaces que insisten en seguir llamando a sus puertas, quienes tenemos amigos o vecinos que allí trabajaron en precario y que en precario viven ahora de la cola del paro. Porque el Monasterio no es solo patrimonio cultural de primer índole, es también riqueza, promoción, turismo, servicios…. trabajo, en definitiva. Y es justo reclamar que quienes nos gobiernan hagan lo posible y lo imposible por devolver la vida al conjunto abacial. Porque lo que no es normal es que se haya tardado siglos en sacarlo del abandono y poco más de diez años en devolverlo, de nuevo, al ostracismo.

Lo cierto es el Monasterio de Rueda está cerrado y que lo único que se puede visitar es un perímetro cada vez más desatendido y castigado por el paso del tiempo y una noria que no palidece porque el óxido oculta su vergüenza.

En cualquier caso ¿en qué situación estamos? ¿Qué es lo que ha pasado, lo que está pasando o lo que aún tiene que pasar? Es buen momento para recapitular y echar la vista atrás.

A principios de 2016, como informa el Diario Zarafarache, la Comarca decide tomar cartas en el asunto ante el deterioro que presenta el Monasterio y la mala imagen turística que le acompaña, solicitando a la DGA que tome cartas en el asunto y reclame “a la empresa adjudicataria el correcto cumplimiento de todas y cada una de las cláusulas” que rigen el contrato.

En marzo de este mismo año, EL Periódico de Aragón se hacía eco de la intención del Gobierno de Aragón de cambiar la gestión del monetario ante la “incapacidad de la empresa adjudicataria”. Era la respuesta a las quejas cada vez más notorias y las faltas cada vez más flagrantes y la respuesta al órdago que supuso el cierre unilateral por parte de la empresa que gestionaba el recinto y la Hospedería. El problema es que la concesión no termina hasta 2017 y lo que al principio parecía que iba a ser un acuerdo entre dos partes ahora se antoja menos amable. Sólo hay que ver la campaña contra la decisión que está llevando a cabo la adjudicataria desde su página de Facebook……..

En ese momento, el director general de Turismo de Aragón, Jorge Manqueta, declaraba que había que analizar y repensar el modelo de gestión partiendo de un acuerdo en que la administración se hiciera cargo de la gestión del monumento y la adjudicataria, de la explotación y mantenimiento de la hospedería. Pasado el tiempo no ha habido acuerdo entre administración y empresa. ¿Cuáles eran esas condiciones que la adjudicataria se hubiera visto obligada a aceptar? Al parecer las mismas que figuraban en otros pliegos de explotaciones similares: que el 40% de la plantilla esté compuesta por mujeres y que el salario mínimo sea 1,5 veces el Iprem. Lo que, dicho sea de paso, no parecen exigencias fuera de lugar.

En todo caso, lejos de conciliar o pactar un final airoso, la empresa adjudica taria arremete meses después contra el gobierno de la DGA. Estamos en el mes de julio y Manzana Plus advierte que se reserva el derecho a ejercer cualquier medida legal a su alcance. Al parecer consideran de todo punto inapropiado que la DGA haya rescindido unilateralmente el contrato y recuperado las llaves de la Hospedería. Entre sus argumentos, además, la dificultad que entraña gestionar una explotación turística de las características del Monasterio de Rueda.

Curioso, a nuestro modesto entender, que de todas las Hospederias de Aragón sea ésta la única tan compleja como para verse abocada al fracaso. Según fuentes de la empresa y que recoge el Periódico de Aragón, se trata de “un modelo de gestión económicamente inviable” y acusa al Gobierno de Aragón de poca cintura a la hora de buscar soluciones.

De hecho, la UTE, de la que es cabeza visible Manzana Plus -pero que está integrada por varias empresas más-, considera responsable del estado de cierre actual al propio gobierno aragonés por haber incumplido sistemáticamente todos los acuerdos firmados. Eso sí, mantiene intacta su voluntad de revertir la situación y volver a abrir cuanto antes.

Lo expuesto hasta ahora son los hechos ciertos y objetivos. Y así está la situación. Se trata de un desencuentro a todas luces sin solución que pasa por volver a adjudicar desde un planteamiento realista y sostenible la explotación del Monasterio a empresas serias y solventes y de hacerlo cuanto antes. Y luego que dirima la Justicia –con mayúsculas- quien tiene razón ,si quien no pudo o quien no quiso.

Por el camino quedan impagos a proveedores, trabajadores insatisfechos y visitantes atónitos ante lo que intuyen y no pueden ver. Y, lo que puede ser aún más grave, una imagen de marca muy deteriorada a la que costará devolver su esplendor.

También es cierto, como reconoce la Asociación de Amigos del Monasterio en Zafarache, que desde que la DGA recuperara el monasterio de manos de la UTE que lo gestionaba, se han recuperado servicios básicos como la luz y el agua. Pero el deterioro acumulado debido a la falta de mantenimiento va a exigir más y variadas intervenciones.

En todo caso, nos daremos por satisfechos si cada día que pasa es un día menos para encontrar esa solución que todos exigimos. Que sea en el menor tiempo posible y que traiga consigo un plan de revitalización turística de la comarca basado en el turismo sostenible, en el agua y sus usos, en su entorno natural y en la relación con sus comarcas vecinas. Y que quien quiera asistir al Gran Premio de Alcañiz o disfrutar de las pozas del Matarraña pueda alojarse y descansar arrullado por el rumor del Ebro en una de las joyas de la corona de nuestro patrimonio artístico.

Y mientras se abre, os dejamos unas fotos inéditas que dan cuenta de la frustración que supone poder disfrutar tan solo del exterior del Monasterio de Rueda. Y aún así… hermoso lugar.

Torre mudéjar del Monasterio de Rueda

Torre mudéjar del Monasterio de Rueda

Indicador del exterior del Monasterio de Rueda

Indicador del exterior del Monasterio de Rueda

Ebro y Monasterio de Rueda desde Escatrón

Ebro y Monasterio de Rueda desde Escatrón

Noria que da nombre al Monasterio de Rueda

Noria del Monasterio de Rueda

 

Canal del Ebro desde el azud hasta la noria

Canal del Ebro desde el azud hasta la noria

Detalle Fachada de entrada del Monasterio de Rueda

Detalle Fachada de entrada del Monasterio de Rueda

Únete a la conversación 6 comentarios

  • Sheyla dice:

    A los trabajadores también se nos debe dinero…

    • Escatrón Turismo dice:

      Una situación lamentable a la que damos eco desde aquí. No teníamos testimonio directo de ningún trabajador. Ojalá pronto se solucione el problema, podáis percibir lo que es vuestro y volver a trabajar dignamente.

  • La situación es lamentable, en Azaila hemos dejado de tener visitantes al Cabezo de Alcalá que antes se alojaban en el monasterio. Nos han llegado turistas muy molestos por la situación y estamos dando una imagen de poco interés en Aragón por el turismo cultural. Si a esto le sumamos el cierre del camping de Alcañiz hemos pasado un verano de cierta vergüenza.

    También se nos han quejado del estado del yacimiento de Celsa. Lo más anecdótico de este verano fue unas personas que se alojaban en el hotel de Belchite y les dijeron que si no llegaban antes de las 20:30 se quedaban en la calle pues se cerraba la recepción. En fin, que a ver si aprendemos a gestionar los recursos en un territorio donde hay mucho que ver. También debemos aprender a colaborar entre comarcas, nosotros informamos de diferentes puntos turísticos de la zona sin tener en cuenta a que comarca pertenecen, nos consta de que en alguna comarca cercana no les han informado ni del yacimiento de Azaila ni de el de Celsa por estar fuera de su comarca.

    Deseamos que pronto vuelva a funcionar y podamos seguir mandando a nuestros visitantes a ver una de las maravillas que tenemos en la zona.

    • Escatrón Turismo dice:

      Saludos David: no podemos estar más de acuerdo contigo. No deberíamos hacer distinciones entre comarcas, porque el viajero no entiende de líneas en un mapa: quiere disfrutar de su tiempo y deberíamos aprovechar todo nuestro potencial que no es poco. En nuestra aprovechamos las comarcas vecinas para promocionarnos a nosotros mismos: todos somos Aragón y, como dices, tenemos mucho que ver. Ojalá pronto se encuentre solución a los problemas que planteas: necesitamos un Monasterio abierto y yacimientos arqueológicos capaces de atraer visitantes: el boca a boca es fundamental, para bien y… para mal. Que sea para bien. Que llegue gente también requiere de una buena atención y una mejor gestión, eso también tenemos que ir aprendiñendolo. En Escatrón pensamos que, aunque nos cueste más, nuestra experiencia sea escasa, debemos volcar nuestros esfuerzos hacia el turismo, hoy por hoy, una fuente de ingresos de primer nivel.Y quizás la única forma de generar riqueza y evitar la despoblación. Gracias por tu aportación.

  • Josep Nogues Masso dice:

    Ayer bajando por la cta. a Castellon,vi los Letreros annunciando el Monaterio,me desvie..y men econtre el Monasterio cerrado y con hierbas,,en un completo abadono…(podian avisar en los letreros)..¡ah! y com dice un comentarista sobre los bienes “legitimos” usurpados… podian ceder la reforma a los catalanes, y una vez finalizadas RECLAMAR, de nuevo su cesion….como el caso de Sixena…negocio limpio. Fmo. Josep Nogues

    • Escatrón Turismo dice:

      Sí. Lamentablemente el Monasterio está cerrado y su reapertura en manos de un juzgado. Somos los primeros que lamentamos su cierre y también los primeros en quejarnos por el estado en que se encuentra. Además de nuestro patrimonio -el de todos, aragoneses o no- es también un buen vivero de puestos de trabajo directos e indirectos. En cuanto a lo de ceder la soberanía a Cataluña, tampoco nos compete pero, ciertamente, no lo creemos necesario. Una vez se solventen las cuestiones legales seremos capaces, como siempre, de gestionar nuestro propio patrimonio como nos consta que se hace ya con los bienes que se han devuelto al de Sijena. Gracias.

Haz un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Para saber más sobre el uso de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies