El Ayuntamiento, nuevo emblema de Escatrón.

La ermita de Santa Águeda ante el Ayuntamieto

La ermita de Santa Águeda y el Ayuntamiento

El Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón, a través de este premio, quiere reconocer públicamente la obra que “haya conseguido dar mejor respuesta con equilibrio y sensibilidad a los problemas técnicos, expresivos, económicos, sociales y medioambientales Teniendo en cuenta (…) los criterios de uso y mantenimiento y la inserción en el lugar”

En el caso del ayuntamiento, el reto para el estudio de arquitectura que debía ejecutar la obra, era construir un edificio moderno que debía integrarse en el corazón del casco viejo del pueblo, junto a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, declarada Bien de Interés Cultural, y bajo la belleza sobria de la Ermita de Santa Águeda. La premisa fundamental que exigía su integración en el entorno suponía una serie de limitaciones: las alturas estaban limitadas y se hacía obligatorio el uso de la piedra y la madera si se quería mantener una unidad cromática similar a la del resto de la plaza.

Técnicamente, además, había otra complicación: el nuevo edifico, levantado en dos parcelas adyacentes, debía levantarse sin que el antiguo dejara de dar servicio a los vecinos.

Así lo explicaba Magén Arquitectos en su memoria:

¿Cómo puede un edificio de esquina entre medianeras, de tamaño similar al resto del caserío, responder -tanto exterior como interiormente- a la representatividad que exige su carácter público e institucional? la respuesta del proyecto se articula en torno a tres mecanismos relacionados: la composición abstracta, la escala y la singularidad de los huecos, y el recurso al vacío como generador del espacio. las acciones de sustracción o vaciado operan a tres niveles: en la trama urbana, con la creación de un patio-plaza de actividades, abierto en el interior de un casco histórico denso y colmatado; en el interior del edificio, mediante vacíos verticales y conexiones visuales y espaciales que amplifican el espacio; y en la fachada principal, configurando los elementos más representativos -el porche de acceso y el balcón del ayuntamiento- como hendiduras en la continuidad del plano exterior.

(….) la ordenación de las plantas responde a la voluntad de establecer relaciones espaciales y visuales entre la plaza, los espacios públicos interiores y el patio abierto posterior.

La fachada exterior está diseñada para permitir la visión del ayuntamiento desde cualquier punto de la planta longitudinal de la plaza.

Ya en el interior los diferentes usos se estratifican por niveles, en función de su carácter público o restringido. en la planta baja se sitúan los espacios de consulta y atención ciudadana y el juzgado de paz. la planta primera se destina a los despachos del alcalde –tras el balcón- y del secretario municipal, así como al salón de plenos. una escalera exterior conecta directamente el salón con el patio–plaza posterior, apoyando el uso polivalente complementario de este espacio con independencia del edificio administrativo, permitiendo la utilización conjunta de ambos espacios en determinadas ocasiones (celebraciones, enlaces civiles, conferencias, proyecciones,…). en la planta tercera se ubican salas de reuniones y espacios para los grupos políticos.

Desde dentro, como podemos ver en las fotos, los huecos ofrecen visiones enmarcadas del paisaje del municipio y sus elementos singulares.

En cualquier caso, independientemente del resultado del concurso, el nuevo edifico del Ayuntamiento es ya un emblema más nuestro pueblo.

 

Haz un comentario